La organización del Trail Costa Quebrada ha cerrado las inscripciones al completarse el millar de dorsales disponibles para esta quinta edición.   

Ante la demanda existente y la imposibilidad de poder ampliar el número de participantes para la prueba principal (de 21 kilómetros), que está limitado a 600 deportistas por el hecho de atravesar el Parque Natural de las Dunas de Liencres, este año se ha incluido como novedad un segundo circuito de 10 kilómetros.

Se trata de un recorrido más corto y accesible para los que se quieren iniciar en el mundo del trail, que evita pasar por la zona protegida, y en el que se han inscrito 400 personas (el límite de dorsales disponibles).   

Esta prueba se disputará el domingo 3 de abril a partir de las 11 horas, con salida y llegada en el centro de Liencres. La prueba de 21 kilómetros y 1.400 metros de desnivel acumulado, discurrirá por zonas como los acantilados y las playas de Covachos, Arnía, Portío, Cerrias, Somacuevas o el Parque Natural de las Dunas de Liencres, sin olvidarse de lugares como La Picota y el Monte Tolío, todos ellos de indudable belleza y atractivo paisajístico.   

Desde el Club Trail Costa Quebrada, organizador del evento, se destaca que este trail “no es sólo una prueba deportiva. Se convierte también en un escaparate para mostrar los parajes más bonitos de Piélagos y Cantabria. La combinación perfecta de turismo y deporte en una prueba rápida, dura y hermosa a partes iguales”, señalan.   

Pero desde el club organizador quieren cumplir con un objetivo más: sensibilizar a los participantes, y a la ciudadanía en su conjunto, de la necesidad de cuidar y proteger un entorno privilegiado, como es el estuario del Parque Geológico Costa Quebrada y todo su entorno, aprendiendo a ser respetuosos con el medio ambiente.    

De hecho, la prueba cuenta con un reglamento específico de política ética y medioambiental de obligado cumplimiento para los participantes y visitantes.