La Fundación Botín ha sumado a su programa Educación Responsable a la Junta de Castilla y León, para contribuir a la formación de profesores en inteligencia emocional, intelectual y social.

Educación Responsable tiene como objetivo final, el aprovechamiento académico y la mejora de la convivencia escolar, según recuerdan en Valladolid el consejero de Educación, Juan José Mateos, y el director de Programas Educativos de la Fundación Botín, Javier García.

Ambos han firmado un convenio de colaboración por el que Castilla y León se adhiere a un programa que ya conocen las comunidades autónomas de Cantabria, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia y Navarra, con más de 150 centros educativos (colegios e institutos) participantes en esa experiencia.

Diez colegios e institutos de la comunidad autónoma serán seleccionados para el desarrollo de este programa que incidirá en el ámbito de la formación del profesorado de Educación Primaria y Secundaria, para favorecer el “crecimiento físico, emocional, intelectual y social” del alumnado, según García.

Las pautas que adquieran los docentes participantes en el programa de Educación Responsable ayudarán a los alumnos a gestionar su control, ansiedad, nivel de confianza, reconocimiento de emociones e ideas, a progresar en sus habilidades sociales, a tomar decisiones responsables y a mejorar sus habilidades sociales.

Esta experiencia se desarrollará a lo largo de los tres próximos cursos académicos (2015/2016, 2016/2017 y 2017/2018) en una decena de centros aún por determinar.

Esta fundación en Cantabria otorga becas a especialidades como música, postgrado, universidad, artes plásticas, investigación y teología. Más información en la web sobre las becas fundación Botín.

Recientemente, la Fundación Botín ha presentado el concierto “Canciones del Alma” a cargo del Coro del Patriarcado de Moscú