El próximo otoño abrirá sus puertas el nuevo museo de la Torre de la Catedral, que cerrará el círculo del anillo cultural de la ciudad, conformado por un importante entramado de dotaciones culturales, que permitirá a vecinos y turistas recorrer las distintas etapas de la ciudad, como la romana, la medieval, el Renacimiento o el Barroco, en un viaje por el pasado, presente y futuro de Santander.

Junto con la Península de la Magdalena, es una de las grandes referencias turísticas que tiene la ciudad de Santander.

El proyecto se ha estructurado en dos fases: una de acondicionamiento de los espacios, adjudicada por algo más de 50.000 euros, que ha comenzado ya y finalizará en agosto, mientras que la segunda, la relativa al contenido museográfico, mañana, martes, se abrirán las plicas de las ofertas presentadas al concurso, por un valor de 185.000 euros.

Esta actuación forma parte del anillo cultural de la ciudad, que se verá reforzado en julio con la inauguración del Museo de la Plaza Porticada, así como el Centro de interpretación del antiguo refugio antiaéreo, antes de que finalice el año”, precisó.