El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, propuso ayer dar el nombre de Emilio Botín a la plaza generada alrededor del Centro Internacional de Arte y Cultura que la Fundación Botín está construyendo junto al muelle, siguiendo el diseño del arquitecto Renzo Piano.

“Emilio Botín mostró un compromiso constante con la ciudad, un compromiso que nos gustaría que quede plasmado en un entorno que es uno de los símbolos de esa nueva Santander, más moderna y cosmopolita que contribuyó a alcanzar y de la que los santanderinos nos sentimos enormemente orgullosos”, ha afirmado el alcalde.

De la Serna ha explicado que, de esta manera, se pretende recordar en ese lugar a quien fue el artífice de la construcción del Centro Botín, que está llamado a convertirse en un espacio de referencia internacional para la ciudad y uno de sus principales iconos arquitectónicos y culturales de Santander.

“Fue el motor de este proyecto, quien apostó por Santander desde el primer momento para desarrollarlo y quien, como presidente de la Fundación Botín, decidió la inversión de más de 80 millones de euros en la construcción del edificio y las mejoras urbanas que lleva asociadas y que ya son una realidad de las que disfrutan los santanderinos, como son el soterramiento del tráfico y la ampliación de los Jardines de Pereda”, ha subrayado el alcalde.

De la Serna ha indicado que, tal como se comprometió, este homenaje al recientemente fallecido presidente del Banco Santander se hace en coordinación con su familia, que se ha mostrado de acuerdo con que Emilio Botín reciba este homenaje en su ciudad natal.

En este sentido, ha recordado que él mismo propuso a Emilio Botín que Santander le brindara algún reconocimiento o distinción, pero que “con la humildad y la sencillez que le caracterizaban, no quiso aceptar, puesto que nunca quiso ningún reconocimiento para él, sino que las dejaba para las instituciones que representaba”.

Así, en el año 2007, el Ayuntamiento otorgó la Medalla de Oro del Ciudad al Banco Santander, en reconocimiento a la contribución de esta institución a la transformación de Santander y de su sociedad.

También la Fundación Botín, dependiente del Banco Santander, fue reconocida con la Medalla de Oro de la ciudad, que le fue concedida por ser uno de los arietes culturales de la ciudad y haber contribuido a la dinamización de la cultura que se ha vivido recientemente, entre otras acciones, a través de su participación en la Fundación Santander Creativa, si bien no ha llegado a celebrarse el acto de entrega.

“El Centro Botín contribuirá a atraer a miles de visitantes a Santander, proyectando la imagen de la ciudad fuera de nuestras fronteras con una intensidad como nunca antes había sucedido, nos colocará como referente en el ámbito de la creatividad ligada a las artes y dinamizará la vida artística y cultural de la ciudad, no sólo con el impulso que supondrán los 12 millones de euros anuales que la Fundación Botín destinará a su actividad sino porque implicará al tejido de las industrias culturales y creativas locales, y consideramos que, por todo ello, es más que oportuno brindar un reconocimiento a la persona que lo ha hecho posible”, ha remarcado.

El alcalde ha hecho hincapié en que este proyecto ha llevado aparejada una gran revolución urbana para la ciudad, con la ampliación de los Jardines de Pereda y el soterramiento del tráfico en la zona, algo de lo que miles de santanderinos disfrutan ya cada día y que, sin duda, ha hecho de Santander una ciudad mejor.

Asimismo, ha recordado la implicación del Banco Santander y de la Fundación Botín, bajo la presidencia de Emilio Botín, en hechos tan relevantes para la ciudad como el Mundial de Vela, la actividad de la Fundación Santander Creativa, la construcción de centros deportivos y centros cívicos o la modernización del Hospital Valdecilla.