El Ayuntamiento de Santander reanudará el próximo 1 de diciembre las visitas diarias al Palacio de la Magdalena.

De esta forma, la antigua residencia estival de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia podrá visitarse de lunes a viernes por las mañanas, a las 12:00 y las 13:00 horas, y por las tardes, a las 16:00 y 17:00 horas.

Estas visitas, complementarán las que, desde febrero de 2013, realizan los guías oficiales de turismo los fines de semana: los sábados, en horario de mañana, a las 10:00, 11:00 y 12:00 horas y de tarde, a las 16:00 y 17:00 horas, y los domingos únicamente en horario matinal.

Para las visitas individuales no será necesaria la cita previa, mientras que las visitas en grupo deberán reservar día y hora en el teléfono 942 20 30 84.

En ambos casos, el precio de las entradas será de 3 euros por persona, mientras que los niños menores de once años podrán acceder gratis.

Las visitas guiadas constituyen una oportunidad única para que tanto los propios vecinos como los turistas que visitan la ciudad conozcan un edificio que, además de ser una de las principales señas de identidad de Santander y un testigo directo de la propia historia de la ciudad, ha sido escenario de numerosos spots publicitarios, de películas e incluso de una serie de TV, como Gran Hotel, que hizo posible que millones de personas conocieran el Palacio de la Magdalena.

De la mano del personal municipal -los días laborales- y de los guías oficiales -los fines de semana-, los visitantes se acercarán a la historia del edificio que, además de residencia estival de los reyes de España durante 17 veranos consecutivos, fue el lugar elegido por el Gobierno de la II República para el desarrollo de la Universidad Internacional de Verano de Santander -precedente de la actual UIMP-, hospital de sangre durante la Guerra Civil y residencia temporal para los afectado por el incendio que en 1941 destruyó la ciudad.

Además, durante su visita al edificio, convertido en la actualidad en importante palacio congresual, los visitantes recorrerán su interior, conociendo la Sala de Alfonso XIII o Sala Madrazo, presidida por un busto de Alfonso XIII, realizado en 1919 por el valenciano Mariano Benlliure, que cuenta, además, con una gran armería de caoba, fechada a principios del siglo XIX, y un reloj estilo imperio, del mismo siglo, en caoba y bronce, de la prestigiosa casa madrileña Herraiz Rugama y Cía., que está en perfecto uso.

Los visitantes también conocerán el Hall Real, cuya escalera de honor, realizada en castaño y roble y con una balaustrada ornamental, da acceso a la primera planta y las habitaciones reales; el Comedor de Gala, con su mesa central de once metros o el Salón de Baile, uno de los lugares favoritos de la Reina Victoria Eugenia. Desde luego, es ella la protagonista de este espacio, puesto que preside, cuyo busto, realizado por el escultor inglés Conrad Dressler, preside la estancia, sobre una chimenea decorativa y delante de un espejo circular coronado por escudo flordelisado.