Liberbank estrena un nuevo modelo de oficinas y de cajeros.

En concreto, se trata de 38 oficinas de cinco zonas seleccionadas por el banco, entre ellas 12 sucursales en Toledo y Cuenca.

Los nuevos equipo de servicio al cliente incluyen la renovación de todo el parque de cajeros y la instalación de agentes bancarios remotos.

Según ha explicado Liberbank en un comunicado, ya han comenzado a operar las 38 oficinas del programa piloto del banco, una vez concluidas las obras de remodelación y la instalación de los nuevos equipos de servicio al cliente.

Las sucursales se encuentran en cinco zonas seleccionadas por el banco: Avilés, Cuenca, Plasencia, Toledo y Torrelavega, que servirán para probar el nuevo modelo de distribución comercial.

La prueba piloto incluye cuatro tipos de oficinas: emblemáticas o de representación, dotadas de todos los servicios; urbanas, similares a las primeras pero de menor tamaño; urbanas ligeras sin caja, centros de atención y gestión para prestar servicios distintos a los de ventanilla y con zonas de autoservicio; y por último, oficina de autoservicio.

En el plan están incluidas cinco oficinas en Cuenca y siete en Toledo, según ha indicado Liberbank.

El subdirector general de Banca Comercial de Castilla-La Mancha Este de Liberbank, José Ignacio Martínez, ha presentado la oficina “emblemática” de este programa en Cuenca, ubicada en los antiguos servicios centrales de CCM en el Parque de San Julián de la capital.

Martínez ha afirmado que con este plan la entidad quiere dar respuesta a las distintas necesidades que presentan los diferentes segmentos de clientes.

Por ello, además de una oficina emblemática o flagship, habrá oficinas urbanas que serán similares a ésta, pero de menor tamaño; también habrá un modelo de oficina “ligera”, sin caja pero con servicios al cliente; y una oficina de autoservicio, donde ser podrán realizar operaciones a través de equipos electrónicos.

Además, dentro del programa piloto Liberbank ha incrementado las prestaciones de sus cajeros automáticos, para permitir pagos en metálico de recibos, y ha instalado en algunas oficinas el dispositivo “Liberfácil”, con el que se pueden realizar operaciones a través de un terminal, hablando por videollamada con una operadora, “como si estuviéramos en una ventanilla”, ha explicado.

Martínez ha indicado también que las cinco oficinas de la entidad que permanecerán abiertas en Cuenca serán de los dos primeros tipos (una emblemática y cuatro urbanas).

Liberbank pretende ampliar su nuevo plan al resto de su red en los próximos meses.