La Biblioteca Central de Cantabria (BCC)  inaugura hoy viernes, 4 marzo, la exposición ‘Leonardo Rucabado y la cultura de su tiempo’ para rememorar la figura del arquitecto castreño, como preludio a la celebración en 2018 del centenario de su muerte.   

La muestra, que se completará con un ciclo de conferencias en el Ateneo de Santander, está organizada por la Real Sociedad Menéndez Pelayo y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Castro Urdiales, que ha cedido el retrato de Rucabado que posee, así como del Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria (COACan).   

Leonardo Rucabado Gómez nació en Castro Urdiales el 25 de febrero de 1875 y murió el 11 de noviembre de 1918. Arquitecto e ingeniero cuyo intentaba conjugar la arquitectura española con la tradición regional, fue discípulo de Severiano Achúcarro y junto a él construyó numerosas obras en Bilbao, al tiempo que realizaba otras en su ciudad natal: la Casa de los Chelines, Sotileza y el desaparecido Monte Olivete (que puede verse en los carteles anunciadores de la exposición) llevan su firma, y también puso su sello en obras de Achúcarro como la Casa para Isidra del Cerro.   

Su obra más importante está en Madrid y es el edificio o casa de Tomás Allende de la Plaza de Canalejas. También tiene edificios de renombre en Santander, como El Solaruco o la Biblioteca y Casa-Museo de Menéndez Pelayo. Las edificaciones de Rucabado, de marcado estilo montañés, tienen formas rectangulares con torres cuadradas, arcadas e imponentes entradas, terrazas, aguilones, escudos de armas y otras características decorativas.