La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, ha destacado la importancia de inculcar en los niños el respeto por la naturaleza. Así lo ha dicho durante la visita a los pequeños que participan en los talleres que durante todo el mes de julio se han llevado a cabo en las huertas municipales y organizado por la Escuela de Medio Ambiente.   

El programa ha reunido en esta edición a un total de 44 participantes de entre 5 y 12 años que han asistido en dos turnos divididos por quincenas, informa el Ayuntamiento.   

La regidora acompañó a los niños durante una de las jornadas, y destacó la importancia de “inculcar a las nuevas generaciones el amor por la naturaleza y por unos valores de respeto a nuestro entorno”.

En este sentido, Bolado recalcó la necesidad de realizar programas como el que se ha llevado a cabo durante el mes de julio en Camargo, ya que ha permitido a los niños reflexionar sobre cuestiones como el consumo, la alimentación, las basuras y el reciclaje, al tiempo que les ha dado la oportunidad de disfrutar de la naturaleza en un entorno “seguro, libre y sin peligros”.

Todas las actividades se han desarrollado al aire libre, incluso en días de lluvia como los de las últimas jornadas de julio, ya que las instalaciones cuentan con un porche y un toldo que permiten proteger a los pequeños tanto del agua como del sol cuando el calor es intenso.   

También se ha analizado la influencia del estilo de vida sobre la salud, o la aceptación de todas las formas de vida, a partir de los recursos que constituyen la huerta y su entorno natural y rural.