La Fundación Aena, adscrita a la entidad pública empresarial ENAIRE, exhibe en el aeropuerto Seve Ballesteros-Santander desde hoy y hasta 1 de noviembre su colección de maquetas artesanales, donde figuran las aeronaves, los dirigibles y los autogiros más representativos de la industria española del último siglo.

En 1998, la Fundación Aena adquirió una colección de 20 maquetas artesanales representativa de la historia de la industria aeronáutica española hasta la fecha. Se trata de una colección de pequeñas obras de arte que recuerdan los orígenes de la aviación en España, país que contó con relevantes diseñadores y constructores que realizaron importantes aportaciones a la industria aeronáutica, tanto en el ámbito teórico como en el de la fabricación de aeronaves.

Una de las empresas pioneras fue la Hispano Aviación, a la que siguió Construcciones Aeronáuticas S.A. Para ambas empresas trabajó desde su juventud Marcelino Viejo Canalejas, que tuvo la encomiable idea y la gran habilidad de construir maquetas a escala de todos los modelos de aviones fabricados a lo largo de más de medio siglo.

Desde la adquisición de este conjunto, la Fundación Aena se ha ocupado de la su conservación, divulgación y ampliación, incorporando anualmente una nueva maqueta.   

Mediante una exposición itinerante titulada ‘Un siglo de la Industria Aeronáutica Española’, que incluye desde el dirigible Astra-Torres Quevedo (19119 hasta el Airbus A400M (2008), la Fundación Aena permite dar a conocer al público algunas de las realizaciones más brillantes y poco conocidas de la industria aeronáutica española, capítulo importante de nuestro desarrollo económico presente y futuro.   

En esta ocasión, y por primera vez, se presenta la última maqueta incorporada a la Colección, correspondiente al modelo JUNKER JU-52, según ha informado la Fundación Aena en un comunicado.