El director general Corporativo y de Finanzas de Liberbank, Jesús Ruano, ha señalado que la entidad mantendrá las cláusulas suelo de sus contratos hipotecarios.

Esta decisión se basa en que las mismas son legales, según apunta Ruano, y ha avanzado que el impacto de su retirada sería de unos 20 millones de euros antes de impuestos.

Durante la conferencia de analistas celebrada para presentar los resultados del tercer trimestre de la entidad, Ruano ha señalado que el banco cuenta con 2.500 millones de euros en cláusulas suelo a septiembre.

Ruano ha indicado que en los últimos tiempos, el banco ha negociado esta condición de sus contratos con algunos de sus clientes hasta reducir el número de cláusulas suelo a la mitad.

El directivo ha señalado que, pese a que Liberbank va a mantener estas cláusulas, el banco esperará a conocer la decisión del Juzgado Mercantil número 11 de Madrid, que estudia la macrodemanda presentada por la asociación de usuarios Adicae, por si tuvieran que reconsiderar su posición.

En mayo de 2013, el Tribunal Supremo determinó la nulidad de las cláusulas suelo que no fueran transparentes, al entender que no eran legales. Entidades como BBVACaixaBank o Bankia ya han eliminado esta condición de sus contratos.

Hace unos días, Liberbank informó que cerró los nueve primeros meses del ejercicio con un beneficio neto de 167 millones de euros, lo que muestra un incremento de 35,1% con respecto a los 123 millones del mismo periodo del año anterior.

Según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el margen de intereses de Liberbank se situó en 371 millones, un 9,4% más, mientras que el margen bruto se ubicó en los 781 millones, un 0,8% menos.