San Vicente de la Barquera se prepara para sacar a la Virgen de la Barquera por las calles de la villa y llevarla a surcar su bahía el próximo domingo 10 de abril, jornada en la que se celebrará la fiesta de La Folía, declarada de Interés Turístico Nacional.   

El domingo es el ‘Día de La Folía’ y es la fecha central de la celebración que abarca tres días. La Virgen de Barquera es el símbolo religioso más querido en la villa y cientos de vecinos participarán en las celebraciones en la que Ella toma parte, como es La Folía.   

La procesión terrestre y la marítima son acompañadas por cientos de personas y barcos, dentro del ritual tradicional. Y es que La Folía es una fiesta muy arraigada en sentimiento común de los barquereños y toma su máxima expresividad durante la actuación de las picayas, que trasmiten la emoción de sus cantos a los espectadores.

Los actos de La Folía durarán tres días y arrancarán el viernes 8 de abril, con un espctáculo infantil de magia en el Auditorio Municipal David Bustamente a las 18.00 horas; y a las 22.00 horas, un show de Francisco Gordón y una macrodiscoteca en la Plaza Mayor.

El sábado 9 de abril abre el programa la sesión vermut en la plaza del cantón donde, a las 12.00, actuarán The Reverendos y The Clanders. A las 16.00 horas, será la tradicional prueba casting de lanzamiento de arena en la plaza del Tostadero. Por la noche, a partir de las 22.00 horas, habrá verbena de la mano de Orquesta Ipanema y macrodiscoteca con dj.

El domingo 10 de abril la Banda de Cornetas y Tambores tocará diana y pasacalle hasta la plaza Mayor, donde se les unirán los Picayos. A las 12.00, la Coral Barquera cantará en la misa que tendrá lugar en la iglesia parroquial de Santa María de los Ángeles y después la Escuela Municipal de Folclore ofrecerá música tradicional por la plaza y el pueblo.

A las 17.30 de la tarde comienza la procesión terrestre de la Virgen de la Barquera, entre la iglesia de Santa María de los Ángeles y el Muelle Viejo, desde donde partirá en barco hasta el muelle pesquero, en el barco ‘Marcelina Lecue’. Desde allí, una última procesión terrestre la llevará hasta su santuario, donde permanecerá hasta el año próximo.

Antes de embarcar en el Muelle Viejo, tiene lugar la actuación de las picayas, que constituye uno de los actos más representativos de La Folía, que es presenciado por miles de espectadores, entre los que se encuentran el presidente de la Cantabria y el obispo de Santander, junto con otras personalidades de la Comunidad.