El Gobierno de Cantabria ha firmado un acuerdo de colaboración con Liberbank, por el que la entidad bancaria participará en la línea de microcréditos que el Ejecutivo ha lanzado, a través del ICAF, en apoyo de micropymes y autónomos cántabros, por un total de 15 millones de euros.

El convenio se ha establecido entre el subdirector general de Banca Comercial Cantabria de Liberbank, Ángel Fernando Menéndez, y la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas.

De esta forma, Liberbank se convierte en la cuarta entidad bancaria que se adhiere a esta nueva edición de ICAF Microcréditos, después de CaixaBank, Banco Popular y Cajaviva Caja Rural.

Mazas ha destacado que para el Gobierno de Cantabria las micropymes y los autónomos “siempre han sido prioritarios”. Por ello, se han llevado a cabo diversas acciones para apoyar su actividad, ya que son los “protagonistas de la recuperación económica y del mercado laboral de Cantabria”.

Los préstamos serán destinados a las micropymes con una cantidad menor a 10 trabajadores y que tengan un volumen de negocio anual inferior a 2 millones euros, así como también a autónomos con rendimientos fiscales declarados anuales derivados de su actividad económica inferiores a 60.000 euros.

El convenio firmado otorga créditos de financiación de inversión y de financiación de circulante, con importes de hasta 25.000 euros, además de que se pueden ampliar hasta los 40.000 euros.

Esta nueva línea de microcréditos para pymes y autónomos está provista con 15 millones de euros, que serán canalizados por las entidades financieras que están colaborando con esta iniciativa.

Asimismo, el Gobierno cántabro, a través del ICAF, ha lanzado un llamamiento a todas las entidades bancarias presentes en la comunidad autónoma para que se sumen a su nueva línea de microcréditos.