El Programa Europeo de Protección de Especies en Peligro de Extinción (EEP) ha elegido la instalación cántabra como centro reproductor del rinoceronte blanco y se ha recibido hoy a la primera hembra incluida en el programa   

‘Mayayi’, una hembra de rinoceronte blanco procedente del Bioparc de Valencia, ha llegado este miércoles al Parque de la Naturaleza de Cabárceno con fines reproductores, ha informado el Gobierno en un comunicado.

Los responsables del programa europeo han seleccionado al parque cántabro dada la eficiencia y calidad del macho reproductor de Cabárceno (‘Sagan’, un ejemplar de 28 años) y debido al éxito del programa de reproducción de rinoceronte blanco de la instalación regional, donde ya han nacido dos ejemplares. El último de ellos en septiembre de 2013 es hijo de ‘Sagan’.

El rinoceronte blanco es una de las especies que tiene mayor dificultad de reproducción en cautividad y amenaza de peligro de extinción por lo que el hecho de que, en los últimos 17 años, dos ejemplares hayan visto la luz en Cabárceno convierte a la instalación en referente a nivel mundial.   

El ejemplar convivirá con los otros cuatro rinocerontes blancos de Cabárceno (dos machos y dos hembras) al menos un año, periodo en el que se espera sea cubierta por ‘Sagan’ y se confirme que está gestante.

Las hembras paren una sola cría cada cuatro o cinco años. Otra de las características más llamativas de esta especie es su enorme cuerno de queratina, que nace como una protuberancia en la nariz.

El comercio de cuernos de rinocerontes, empleados como curativo en la medicina china y también como ornamento, es, precisamente, la principal causa de la caza ilegal de esta especie y la principal amenaza para que se encuentre en serio peligro de extinción