Más de mil palistas se han dado cita ayer martes en la segunda playa del Sardinero en Santander, una iniciativa promovida por Eroski y la Agrupación Deportiva El Camello Palas Cántabras de Playa que ha supuesto un “reto sin precedentes”.

El juego de palas de playa o “palas cántabras” fue ideado en 1928 por el santanderino Mariano Pérez Hernández en la playa de la Magdalena y se extendió rápidamente por todas las playas de la región. Sus propios hijos, Mariano y Maribel Pérez han querido apoyar hoy con su presencia esta iniciativa.

“El apoyo a lo local y la defensa de una vida saludable, en la que el ejercicio físico juega un papel destacado junto a una correcta alimentación, son algunos de los pilares del modelo comercial Contigo que estamos implantando en nuestras tiendas. Una clara apuesta por impulsar un sector agroalimentario basado en la diversidad de su tejido productivo como un elemento clave para su sostenibilidad y su contribución a la economía, cultura y paisaje de cada entorno”, ha destacado Macarena Ortiz de Diego, responsable de cliente del hipermercado Eroski en Santander.   

Eroski ha agradecido la participación de todas las personas que se han acercado hasta la playa de El Sardinero y que han colaborado en alcanzar este reto enmarcado en la campaña de impulso a los productos locales y regionales que está llevando a cabo la cooperativa en Cantabria.