Liberbank ha logrado unas ganancias de 125 millones de euros en el primer semestre del presente año, un 3,5% más que en el mismo periodo de 2014, gracias al alza del negocio minorista.

En una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad explica que gracias a la positiva evolución del negocio minorista, que creció un 21%, y del margen comercial minorista, que subió al 1,59%, el margen de intereses se situó en el 15,5%.

Asimismo, en el primer semestre del año y por quinto trimestre consecutivo Liberbank ha reducido los activos dudosos -un 9%-, lo que le ha permitido bajar la tasa de morosidad al 10,3%, pese a que el saldo vivo de créditos no protegidos por el Esquema de Protección de Activos (EPA) se redujo un 6,7%.

La concesión de créditos creció un 34,1% hasta alcanzar 1.379 millones de euros en nuevos préstamos, sobre todo a pymes y autónomos, que aumentaron un 55,6%.

Liberbank también muestra una mejora del equilibrio de su balance y de su posición de liquidez, ya que ha bajado la ratio de créditos sobre depósitos hasta situarse en el 90,5%, y su ratio de liquidez es del 400%.

Los resultados por operaciones financieras ascendieron a 161 millones, un 39,5% menos que en el primer semestre de 2014, gracias a lo cual la entidad ha podido dotar con antelación el coste del plan de bajas incentivadas que espera ejecutar antes de que acabe el año, y que le costará unos 111 millones de euros.

Con todo ello, el margen bruto se situó en 584 millones, lo que supone un descenso del 2,3% en tasa interanual.

En cuanto al volumen de saneamiento de activos financieros, Liberbank alcanzó los 84 millones de euros, un 55% menos que en el mismo periodo del pasado año, mientras que los saneamientos del crédito, que alcanzaron 33 millones de euros, han recortado el coste del riesgo, que en el primer semestre de 2015 fue del 0,62%, 59 puntos básicos menos respecto al 1,21% del mismo periodo de 2014.