El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha acudido en Guriezo, junto a cientos de personas, a la festividad de la Virgen de las Nieves, patrona de este municipio, que se celebra en el entorno de la ermita del mismo nombre, situada a 778 metros de altitud.

Revilla se ha mostrado “encantado” de estar presente un año más en esta fiesta y acompañar a los vecinos de Guriezo y a los cientos de visitantes que, llegados de otros puntos de Cantabria o de España, se reúnen cada 5 de agosto en este “marco incomparable” para rendir homenaje a la santa patrona.

A mediodía se ha celebrado la Misa Mayor en el santuario, y a continuación la procesión de la imagen de la virgen por sus alrededores. Posteriormente, Revilla ha participado en la tradicional romería y comida campestre organizada en la campa, amenizada por distintas agrupaciones folclóricas.

A lo largo de la jornada, también se han dado cita en el lugar los consejeros de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, y de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, entre otras autoridades locales y regionales, según informa el Gobierno en nota de prensa.