El caldero de Cabárceno es la pieza del mes de octubre en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC). hoy, 6 de octubre, a las 20 horas, tendrá lugar una nueva sesión del ciclo ‘La pieza del mes’, que el MUPAC organiza, cada primer martes del mes, junto con la Sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y Ciencias.

En esta ocasión, la conferencia correrá a cargo del catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria Pablo Arias Cabal, quien hablará sobre el que es, “probablemente”, el objeto “más destacado” de las colecciones postpaleolíticas del MUPAC.    Esta pieza es un magnífico ejemplo de los calderos de remaches de tipo irlandés, extendidos por las islas Británicas, el oeste de Francia y el cuadrante noroccidental de la Península Ibérica durante la primera mitad del I milenio a.C.

Como tal, el caldero de Cabárceno constituye un referente clásico para grandes temas de la Protohistoria, como los intercambios a larga distancia de objetos de lujo o la consolidación de aristocracias guerreras en las sociedades del Bronce final y los inicios de la Edad del Hierro.  

Pablo Arias Cabal en la actualidad es catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria, en la que ha ocupado, además, diversos cargos académicos, entre los que destacan los de director del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (2005-2009), vocal del Consejo Social (1986-1990) y vicedecano de la Facultad de Filosofía y Letras (1993-1996).

Ha sido también profesor invitado en las Universidades de Oxford, fellow del Wolfson College de esa misma Universidad y profesor invitado de la Universidad Nacional del Comahue (Argentina). Asimismo, es miembro del Comité Ejecutivo de la UISPP (Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas), en la que dirige la Comisión de Mesolítico del sur de Europa y la cuenca del Mediterráneo y el Mar Negro.

Es director, desde su inicio en 1996, del gran proyecto de investigación interdisciplinar que se lleva a cabo en la Zona Arqueológica de La Garma (Omoño, Ribamontán al Monte), uno de los programas “más ambiciosos y prometedores” que se están desarrollando actualmente en el campo de la Prehistoria, según destaca la Consejería de Cultura en nota de prensa.