El Festival Intercultural de las Naciones de Santander, que se inauguró el pasado 8 de agosto y concluyó este domingo, 6 de septiembre, ha recibido la visita de cerca de 210.000 personas, según la organización, que ha realizado un “balance altamente positivo” de esta décima edición por el “crecimiento” experimentado respecto a la anterior.   

Según ha informado en un comunicado, en esta décima edición y coincidiendo, principalmente, con las grandes citas musicales y solidarias de la programación, ha habido jornadas con más de 10.000 visitantes durante las doce horas de apertura del recinto, de forma rotativa. También la afluencia ha sido “especialmente numerosa” durante los fines de semana.   

Los dos conciertos solidarios (Revólver y Antonio Carmona) han supuesto, a su juicio, un “valor añadido de calidad” y han podido recaudar 4.000 euros que irán destinados a las Becas Escolares de Comedor y a diferentes parroquias de la ciudad.

Para la organización, estos datos demuestran que ha habido un “repunte” del Festival Intercultural como elemento de atracción para el turismo, tanto regional como nacional e internacional con visitantes de Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Alemania o Bélgica, entre otros. “El evento se ha convertido en una de las citas más importantes de la segunda parte del verano santanderino”, ha afirmado.

El director del Festival, Sergio Frenkel, ha opinado que los cambios introducidos en la programación han sido “muy bien valorados”, entre ellos los llevados a cabo en el área de  gastronomía con la combinación de tapas tradicionales con tapas gourmet coordinadas por Fran Jerez, o los tres showcookings (pinchos, repostería y coctelería).    También, ha afirmado que “ha funcionado muy bien” la nueva zona  de food trucks y expositores locales

Ha señalado que la organización y el Ayuntamiento ya “están valorando” nuevas ideas para “potenciar y mejorar” esta cita, entre ellas la posibilidad de crear un segundo escenario con programación específica en la undécima edición.