La Fundación Botín ha lanzado el reto, para las ONGs, de presentar ideas innovadoras para mejorar la educación en España, a través de la II edición de “El Desafío de Talento Solidario“, que estará abierta hasta el 15 de septiembre.

España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de abandono escolar. El 22% de los jóvenes de 18 a 24 años no han completado la educación secundaria, un porcentaje que duplica la media comunitaria y se sitúa lejos del objetivo del 15% fijado para el horizonte 2020, señala la Fundación Botín.

Además, La Fundación destaca que España es uno de los países europeos que más ha reducido el gasto en Educación, 0,6 puntos del PIB, que equivalen a 6.000 millones de euros, según datos de Eurostat.

El objetivo de este desafío es desarrollar nuevos métodos y aprendizajes complementarios al sistema educativo, y que sean adaptados a las necesidades de los alumnos y de la sociedad actual.

Los proyectos que se presenten a la convocatoria deberán centrarse en “aspectos clave” que potencien el éxito educativo, como la promoción de la permanencia en la escuela, la motivación de los alumnos, la implicación de agentes “más allá del aula”, la capacitación en habilidades o competencias complementarias al sistema reglado y el apoyo a los colectivos vulnerables o con dificultades en el aprendizaje.

La Fundación Botín respaldará los proyectos que sean innovadores, tengan un impacto social “relevante”, sean “exportables” a otras organizaciones, sostenibles a medio y largo plazo, y que ofrezcan la posibilidad de colaboración entre entidades públicas y privadas o entre ambas.

Aquellos interesados deberán inscribirse en el siguiente enlace o a través de la web de la Fundación Botín.

Las organizaciones trabajarán conjuntamente en un espacio común durante tres meses para transformar sus ideas en proyectos viables y sostenibles, que luego expondrán ante un equipo de expertos, que elegirá los proyectos ganadores.

La Fundacion Botin trabaja por el desarrollo rural sostenible del Valle de Nansa en Cantabria, uno de sus principales programas  gracias al cual se ha erigido como la fundación desarrollo de la región.

Recientemente, la Fundacion Botín ha destacado la actividad desarrollada por el Observatorio de Tendencias en el 2014, reseñada en la Memoria Anual de la institución.