La dirección de Liberbank no ha llegado a un acuerdo con los sindicatos de la entidad sobre el plan de ajuste en que se encuentra inmerso el banco, por lo que se llevará a cabo un expediente de regulación de empleo temporal (ERE) para 1.332 empleados.

En concreto, el banco tiene previsto suspender el contrato de trabajo de hasta 1.332 empleados de la plantilla de manera rotativa durante un periodo de 18 meses a razón de seis meses en cada uno de los tres años que durará esta medida.

La suspensión se extenderá desde el 1 de junio de 2013 hasta el 31 de mayo de 2016. Al terminar este periodo de tiempo, el trabajador tendrá derecho a reincorporarse a la entidad, en el destino más cercano posible al que tenía antes del inicio de la suspensión del contrato.

Frente a ello, los sindicatos proponían suspensiones de contrato durante 2,5 años de cuatro meses que afectarían a un total de 1.670 personas y suspensiones de 6 meses a partir del 30 de junio de 2015 que afectarían a 430 personas que a 31 de diciembre de 2013 tuvieran cumplidos 56 o 57 años.

Liberbank también reducirá hasta un 25% la jornada de trabajo de 1.000 empleados y en un 30% la de otros 1.000 trabajadores durante un periodo de cuatro años. Transcurrido este tiempo, el afectado tendrá derecho a volver a la jornada completa.

Los trabajadores que no resulten afectados por las medidas de suspensión del contrato y de reducción de jornada, equivalente a un número de aproximadamente 1.870 trabajadores, rebajarán temporalmente la jornada de trabajo en un porcentaje de un 11,5% con la reducción proporcional de salario.

La aplicación de esta última medida se concreta en la supresión de las tardes laborables y la reducción del horario laboral en media hora diaria. Esta medida tendrá una duración desde el 1 de junio de 2013 hasta el 31 de mayo de 2017.

Otras medidas de ajuste que aplicará la entidad son la suspensión de aportaciones a planes de pensiones, la supresión de beneficios y mejoras sociales, la suspensión del abono del Plus Convenio durante los años 2014 a 2017, inclusive, o la suspensión de la ayuda de estudios establecida en el Convenio durante los años 2013 a 2016.

En cuanto a prejubilaciones, Liberbank aceptaría la propuesta formulada por la representación social de establecer un proceso de prejubilación que afectaría a los trabajadores que tengan cumplidos 56 y 57 años a 31 de diciembre de 2013, que accederían a la extinción de su contrato a partir del 1 de junio de 2016 y hasta el 31 de diciembre de 2017.

Tras la última reunión, los sindicatos han mostrado su disconformidad con los planes de la entidad, pues entienden que “no ha tenido voluntad de llegar a ningún acuerdo. “A partir de ahora, nos comunicará las medidas que considere oportunas y que implantará unilateralmente”, apuntan.

Asimismo, los sindicatos han señalado que mantendrán la “conflictividad”, “tanto social como legalmente”. Por ello, tienen previsto realizar una concentración delante del edificio de la Bolsa de Madrid el 16 de mayo, día en el que las acciones del banco empezarán a cotizar.