La Fundación Botín ofrece este viernes 9 de septiembre, a las 20:00 horas, un concierto en el Anfiteatro del Centro Botín a cargo del Coro de los Amigos, que pondrá el broche final a la programación de actividades de verano en los Jardines de Pereda.

Bajo la dirección del director coral, pedagogo y musicólogo Esteban Sanz Vélez, el público podrá disfrutar de un espectáculo en el que el Coro mostrará el trabajo desarrollado a lo largo de los últimos meses por medio de un repertorio musical de procedencias y estilos muy variados, acompañado de coreografías que invitarán al público a una experiencia creativa única.

En caso de lluvia el concierto tendrá lugar en el salón de actos de la Fundación Botín (calle Pedrueca, 1).

Un total de 53 personas de distintos perfiles y formación musical muy diversa componen la tercera edición del Coro de los Amigos del Centro Botín, cuya finalidad es, como afirma Sanz Vélez, “participar en una actividad tan gratificante y enriquecedora como es el canto coral, disfrutando de toda su potencialidad emocional y creativa, para compartir la experiencia con otros artistas y con el público”.

El Coro de los Amigos del Centro Botín no pone su principal acento “en la calidad musical del resultado”, sino en la participación de personas de distintos ámbitos en un proyecto colaborativo y creativo musical. Por eso, con el fin de dar oportunidad a nuevas voces, quedan excluidos de participar en cada nueva edición los participantes que fueron seleccionados en anteriores ediciones (2014 y 2015).

En esta ocasión el repertorio que los integrantes del coro han preparado a lo largo de 20 sesiones se compone, entre otras piezas, de una danza australiana hasta una canción del sur de África; de una montañesa hasta un son de las Islas Canarias; de una pieza del siglo XIX, hasta una canción pop escrita hace apenas dos décadas.

El Coro de los Amigos del Centro Botín es una iniciativa que la Fundación Botín puso en marcha en 2014 con el objetivo de promover el desarrollo emocional, social y creativo de los participantes, a través del canto colectivo. Teniendo como núcleo la creatividad, todo el enfoque del coro gira en torno a una idea clave: “con la voz, nuestro instrumento más propio y genuino, canta todo el cuerpo y todo el espíritu”.