Liberbank ha estrenado su imagen corporativa en la oficina ubicada en el barrio santanderino de La Albericia, que ha sido una de las primeras de toda la red que se ha adaptado a la nueva imagen, y la primera de marca Caja Cantabria.

En una nota de prensa publicada por la entidad financiera se señala que ya culminó la primera fase de la aplicación de esta nueva identidad corporativa en la red oficinas y centros de trabajo, después de finalizar la remodelación de las primeras oficinas piloto.

Durante las próximas semanas, después de terminadas las oficinas piloto entre las que se destacan también Ribadesella, en Asturias, Alcalá de Henares y Madrid, se acelerará el proceso de refrescamiento de la imagen corporativa de toda la red comercial a nivel nacional.

El proceso de renovación de la imagen en las oficinas, que se tiene previsto finalizar en los próximos meses, es la continuación de las primeras modificaciones realizadas desde el 21 de abril en diversos soportes como cajeros automáticos, documentos comerciales o en la página web del banco.

La planificación realizada por la entidad financiera señala que esperan adaptar un 25% de las oficinas a finales de verano, y durante los primeros tres meses del año que viene esperan haber finalizado con el proceso de unificación.

Liberbank tomó la decisión de evolucionar en su imagen corporativa “como una oportunidad para mejorar las relaciones con los clientes”.

Estos cambios implican “la consolidación de los valores tradicionales de una banca minorista y de proximidad que, desde sus orígenes, ha caracterizado a las entidades que constituyen este grupo”.