Caminantes y devotos en carrozas o a caballo acudieron ayer miércoles a los actos conmemorativos de la festividad de ‘El Mozucu’ que tiene lugar en el entorno de la Ermita de la Virgen de La Caridad de Ruiloba, a la que también ha asistido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, fiel a esta tradición desde hace casi 30 años.   

Revilla, “un clásico” en esta cita festiva, ha estado acompañado por diversas autoridades de los municipios de la zona y ha compartido con los vecinos la procesión por los alrededores del santuario, amenizada por las danzas tradicionales, ha informado el Gobierno.   

 ‘El Mozucu’ es para Miguel Ángel Revilla “una de las fiestas más típicas de Cantabria” y una de las que aglutina mayor número de partidarios de “toda una comarca”, ya que reúne visitantes de Comillas, Ruiloba, Cabezón de la Sal, Santillana del Mar y “hasta de Bilbao”.

Por ello, Revilla ha comentado que “como mínimo” unas 5.000 personas se han dado cita en la ‘Braña del Mozucu’ para participar en la comida popular y en el consolidado concurso de carrozas.