El bombero de Castro Urdiales, Rubén Pérez Diego, será el primer cántabro y uno de los pocos españoles en participar en la travesía a nado que cruza desde la cárcel de Alcatraz hasta la Bahía de San Francisco (California, EE.UU.), emulando la conocida fuga que se produjo en el penal en 1962.   

La travesía, que tendrá lugar el 19 de septiembre y reunirá a 35 participantes de varios países, discurre por una de las bahías más famosas del mundo, con uno de los puentes más conocidos, el Golden Gate, y tiene como principales dificultades la temperatura del agua, las fuertes corrientes y el hecho de ser, en ocasiones, lugar de paso de animales marinos.   

Pérez participó en el Ultraman de Canadá, lo que le había llevado a clasificarse para el Campeonato del Mundo que se iba a disputar en Hawai pero sufrió en grave atropello en bicicleta en 2013 que le tuvo apartado del mundo del deporte durante más de 18 meses.

Este año ha comenzado de nuevo los entrenamientos y su preparación, consiguiendo acabar en mayo una ultra-trail de 117 kilómetros por las montañas de Cantabria. Igualmente ha retomado sus entrenamientos en travesías a nado en aguas abiertas, consiguiendo completar con éxito en el último mes la travesía ‘Ciudad de Valladolid’ (5.000 metros), el Desafío entre Playas de Llanes (Asturias, de 8.000 metros) y el Desafío a nado de toda la costa de Santander (15.000 metros).