El Parque de la Naturaleza de Cabárceno dispondrá de cinco vehículos eléctricos, para uso del personal del recinto. Se trata de dos coches sostenibles y de tres furgonetas convencionales que ha cedido Citroën Cantabria al recinto, y con los que se pretende apoyar la actividad de los trabajadores.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio de Cantabria, Francisco Martín, ha visitado este jueves las instalaciones con motivo de esta cesión, que ha sido posible gracias a un convenio de colaboración entre Cantur y la concesionaria Autogomas. En base a él, se cederán espacios promocionales para dar a conocer sus vehículos.

En concreto, el concesionario de Citroën en Cantabria ha cedido dos vehículos eléctricos Citroën C-ZERO, propulsados por un motor eléctrico que desarrolla una potencia de 49 kW que está alimentado por una batería de ión-litio con una capacidad de 14,5 kWh. Las baterías están garantizadas por 8 años ó 100.000 kilómetros. Los vehículos tienen una autonomía de 150 kilómetros. También ha cedido dos furgonetas Citroën Berlingo y una Citroën Nemo.

La empresa Serisan ha personalizado los vehículos eléctricos con el diseño y la rotulación, utilizando las rayas de una cebra en su parte posterior, informa el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

Martín ha agradecido al concesionario y responsable de Autogomas, José Emilio Criado, la donación de los vehículos y ha destacado de los eléctricos la emisión cero de CO2, el coste mínimo de la energía que es de 1,5 euros por cada 100 kilómetros y la ausencia de ruido, además de su cómoda conducción.