El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha participado este viernes en la festividad de ‘El Mozucu’, una fiesta del pueblo de Ruiloba que desde hace casi dos siglos se celebra en el Barrio de la Virgen, en el municipio de Udías, concretamente en el entorno de la ermita de la Virgen de la Caridad.

Cientos de vecinos de ambos municipios se han dado cita en el lugar, como cada 9 de septiembre, para tomar parte en el programa de actos, que ha comenzado a mediodía con la celebración de la Misa Mayor en el templo.

A su término, se ha celebrado la procesión a la Virgen por los alrededores de la ermita de La Caridad y la actuación del Grupo de Danzas de Ruiloba.

El origen de esta celebración se remonta a la promesa que hizo el pueblo de Ruiloba en un momento en que vivía bajo la amenaza de una epidemia de cólera. Fue entonces cuando rogó su protección a la Virgen y prometió que cada 9 de septiembre los vecinos, al menos uno de cada casa, acudirían al santuario de la Virgen de la Caridad, al que muchos acceden hoy en día a pie, a caballo o en artísticas carrozas inspiradas los más variados temas.