José Antonio Marina, filósofo y Doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia, ha participado en el curso “Educación responsable: vínculo, emociones e identidad en la familia”  que imparte la Fundación Botín en el marco de Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC).

El objetivo de este curso es analizar las emociones y las experiencias subjetivas como parte fundamental del proceso educativo en la familia.

Durante el curso, Marina ha afirmado que “en la sociedad se han desacreditado todas las instituciones y no nos fiamos de nadie; la institución familiar está en crisis, la institución educativa está en crisis, la política no te digo, y la Iglesia lo mismo”.

Asimismo, ha expuesto que actualmente “tenemos pocos puntos de referencia”, una situación a la que también ha contribuido el papel de los medios de comunicación, que “son poderosísimos y ponen a disposición del niño información que antes tenían los adultos, y además muy mezclada”.

Po otra parte, el filósofo ha afirmado que “el entorno se ha vuelto complicado por razones de tipo económico, social y cultural”, como la “fragilización de las relaciones de parejas” o la alteración de la situación clásica “en la que los hijos ayudaban a sus padres mayores, cuando ahora esos padres mayores tienen que ayudar a sus hijos”.

En cuanto a la relación entre escuela y familia, Marina ha afirmado que ambas “se han separado por culpa de los dos” ya que “no hay colaboración entre ellas, sino en todo caso recriminaciones o advertencias” debido a que “los maestros piensan que los padres solo vienen a la escuela a dar la lata”, mientras que estos creen “que los profesores lo están haciendo mal y que son los culpables de todo lo que les pase a sus hijos”.

Según Marina, el modelo educativo español debería “acercarse a las familias, explicarles lo que estamos haciendo y pedirles colaboraciones claras”, ya que, en su opinión, “esto no se ha cuidado”, lo que provoca que se formen profesores “muy individuales”.

El curso “Educación responsable: vínculo, emociones e identidad en la familia” se imparte en la sede de la Fundación Botín de Santander bajo la dirección de Marta González Pescador, presidenta de la Asociación Española para la Investigación y Desarrollo de la Terapia Familiar, y Laurentino Salvador, facultativo del vicedecano de Planificación, Comunicación y Participación de la Facultad de Educación de la UC.

El programa Educación Responsable se realiza en 160 centros educativos de Cantabria, Madrid, La Rioja y Navarra, e introduce la inteligencia emocional y social y el desarrollo de la creatividad en las aulas, favoreciendo el crecimiento físico, emocional, intelectual y social de las personas, promoviendo la comunicación y mejorando la convivencia en los centros escolares a partir del trabajo con docentes, alumnado y familias. 

Recientemente, la Fundación Botín ha presentado los seleccionados para la V edición del programa de Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina.