Una veintena de  niños y adolescentes, con edades entre 7 y 13 años, participan durante el curso 2015-2016 en la Escuela Municipal de Escalada de Piélagos, que dirige Carlos Cué.   

Los jóvenes escaladores aprenden no sólo el movimiento básico sobre la pared sino la parte técnica de este deporte y lo hacen tanto en el rocódromo como a través de excursiones a la roca natural.   

Según explica el profesor y responsable de la escuela, muchos alumnos ya conocen la experiencia de escalar en roca natural y otros, incluso, han obtenido avances sobre distintas paredes de Cantabria en años anteriores.   

No obstante, aclara que también hay jóvenes que tocan la roca por primera vez en su primer o segundo año como escaladores.   

Cué incide en que la escalada cuenta con la capacidad innata del movimiento coordinado y, por ello, apunta, en las clases se orienta al alumno hacia el desarrollo de sus aptitudes físicas y al aprendizaje de aquellas formas de equilibrio que aún no conoce, para que sea capaz de escalar de forma fluida.   

En la misma línea destaca que, dos veces al mes, los alumnos de la Escuela Municipal escalan en roca natural en distintos puntos de la comarca, de todos los niveles de dificultad, como las paredes calizas de Ramales de la Victoria.

El responsable de la Escuela Municipal de Escalada de Piélagos se formó como escalador en Cantabria, en los Picos de Europa y Ramales de la Victoria, pero también en otras paredes de renombre como el valle de Yosemite (EEUU) o las gargantas del Verdón (Francia).   

Carlos Cué desarrolla su actividad como guía de escalada y de escala desde hace 25 años ininterrumpidamente, según ha informado el Ayuntamiento de Piélagos en un comunicado.