El Festival Internacional de Santander (FIS) presentará hoy el recital del gran pianista ruso Grigory Sokolov, quien con su virtuosismo, delicadeza y calidad artística interpretará obras de Bach, Beethoven y Schubert, tres compositores que han marcado su carrera.

En concreto, en la Sala Argenta del Palacio de Festivales de Cantabria, sonarán la obra de Johann Sebastian Bach Partita N. 1 en Si bemol Mayor BWV 825; la Sonata para piano N. 7 en Re Mayor Op. 10 N. 3 de Ludwig van Beethoven; y también las piezas de Franz Schubert Sonata en la menor Op. 143 D 784 y Six moments musicaux Op. 94 D 780.

Sokolov visita Santander tras el concierto que ofreció el pasado lunes en la 76ª edición de la Quincena Musical de San Sebastián, siendo las dos capitales las únicas ciudades elegidas por el artista en España este verano. Se trata de una ocasión única para escuchar al que se considera un genio del piano, que no se prodiga sobre los escenarios y cuyas actuaciones se caracterizan por su excepcionalidad. Es calificado como “volcánico, maravilloso y versátil” por la crítica especializada y destaca por el rigor con el que afronta la música, lo que hace que sea admirado por su virtuosismo técnico y la sensibilidad al piano.

Los especialistas aseguran que “el mago del teclado”, como muchos le consideran, llega a ligarse con el piano en una especie de simbiosis y que el público en sus actuaciones participa no tanto de un espectáculo como de un ceremonial.  

Grigory Sokolov nació el 18 de abril de 1950 en Leningrado y a los 16 años fue galardonado con el primer premio en el Concurso Internacional de Piano Tchaikovsky en Moscú. Alumno desde muy joven de Emil Gilels y figura prominente de la escena musical rusa, el pianista ruso se ha forjado un status casi místico entre los amantes de la música y, en especial, del piano de todo el mundo.   

Está considerado por muchos uno de los más grandes pianistas vivos del mundo. Ofreció su primer recital a los 12 años y desde entonces, a lo largo de sus más de 40 años de carrera profesional, ha cautivado a todos los públicos una y otra vez con su repertorio y su profunda musicalidad.