Ha sido declarada nueva Fiesta de Interés Turístico Regional.

La Consejería de Turismo pone en valor las singularidades de este evento en el que se conjugan la exaltación y la preservación de las tradiciones rurales, y  el protagonismo de los productos de la huerta.

Además de estas dos características que definen la celebración, que tiene lugar en el mes de noviembre, para su declaración se ha tenido en cuenta el rápido crecimiento y consolidación de la feria, que cada año atrae entre 9.000 y 10.000 visitantes.

El distintivo de Fiesta de Interés Turístico, que fue solicitado por la Junta Vecinal de Casar de Periedo y el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, representa un espaldarazo para conseguir una mayor proyección de la feria  y servirá para promocionar otros atractivos del municipio y de la zona, tanto en Cantabria como fuera de nuestras fronteras.

La Feria trata de mostrar el valor y la trascendencia de los productos tradicionales de la huerta cántabra por medio de una jornada festiva en la que se exhibe una amplia muestra de legumbres, hortalizas y otras elaboraciones tradicionales en forma de un mercado abierto, donde el público puede contemplar al mismo tiempo recreaciones de diferentes aspectos de la vida rural de antaño en un pueblo montañés.

Así, durante su celebración se llevan a cabo demostraciones de las labores del campo, elaboraciones artesanas, trabajos de fragua y exposiciones de ganado.

Esta nueva declaración se suma a las otorgadas por el Gobierno regional, en los dos últimos años, al Desfile de Carrozas Artísticas de Reinosa,  la celebración de San Vicente Mártir de Lloreda (Santa María de Cayón); San Tirso, en Ojedo; la Cabalgata de Reyes de Seña (Limpias) y la Carrera de Caballos de Molledo.

De esta forma ya son 36 los eventos que cuentan con el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad, a los que se suman doce Fiestas de Interés Turístico Nacional.

Dejar respuesta