El recurso contencioso administrativo de la asociación ARCA contra el túnel entre el Centro Botín y los Jardines de Pereda ha sido rechazado por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Santander.

La sentencia, que carga las costas del proceso judicial a ARCA, aún puede recurrirse en apelación ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, en el plazo de quince días.

ARCA presentó un recurso contencioso administrativo contra la resolución del Ayuntamiento de Santander del 2 de noviembre de 2012, que desestima las alegaciones interpuestas, y aprueba el convenio urbanístico de gestión con la Fundación Marcelino Botín, para la ejecución del túnel entre las rotondas de la plaza Alfonso XIII y el Palacete del Embarcadero.

La asociación ecologista demandó al Ayuntamiento de Santander y, como codemandados, figuraban el Gobierno de Cantabria, la Fundación Botín y la APS.

La asociación solicitaba la nulidad de la resolución que aprobaba el convenio urbanístico en base a “motivos formales” y “de fondo”.

Según el Juzgado, ARCA buscaba con este recurso la nulidad de otro convenio anterior, concretamente de agosto de 2012, entre el Ayuntamiento de Santander y la Autoridad Portuaria, para la utilización de dominio público estatal en la zona de servicio del puerto de Santander.

Concretamente, la sentencia indica que ARCA pretende la nulidad del convenio “sin haber interpuesto el recurso contra el mismo ni intentar siquiera el trámite de ampliación.”, afirmando además que “El actor pretende ampliar en la demanda la pretensión de nulidad frente a un nueva acto, cuando su escrito de interposición no se dirige contra él”.