Liberbank ha obtenido un resultado atribuido de 14 millones de euros en los nueve primeros meses del año, después de realizar saneamientos por 320 millones de euros, la mayor parte de estos derivados de los nuevos criterios del Banco de España sobre préstamos refinanciados, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, de los 320 millones, la entidad destinó 278 millones a saneamientos de créditos y avales. Las ganancias contrastan con los 1.623 millones de pérdidas registradas por el banco en el mismo periodo del pasado año.

La entidad fruto de la fusión entre Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria ha descartado “impactos adicionales significativos” de la nueva normativa de refinanciaciones.

“Los saneamientos, incluidas las dotaciones de carácter voluntario y las constituidas en el ejercicio anterior, permiten que no se prevean impacto significativos adicionales derivados de la nueva normativa sobre refinanciaciones”, ha explicado la entidad.

La tasa de mora del banco presidido por Manuel Menéndez alcanzó el 9,6% a septiembre de 2013, sin incluir los activos cubiertos por el Esquema de Protección de Activos (EPA) de CCM.

Un total de préstamos por 132 millones se han clasificado como dudosos subjetivos, que se encuentran al corriente de pago.

Liberbank redujo su ratio de créditos sobre depósitos en 18,5 puntos porcentuales, hasta el 103%.