Investigadores del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones (DICOM) de la Universidad de Cantabria (UC), junto con la empresa Callisto-Space en Francia y Aerosertec en España, han sido seleccionados para actualizar los sistemas de recepción de señal de toda la Red de Antenas de Espacio Profundo (DSA) que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene desplegados por el mundo con una cobertura de 360 grados.

El contrato, obtenido en convocatoria abierta a nivel europeo, tiene dos años de duración y está fundamentalmente orientado al desarrollo de tecnologías revolucionarias de microondas que permitan mejorar la eficiencia de la comunicación de las sondas exploradoras de las misiones Mars-Express, Venus-Express, Plank y Rosetta con el centro de control en tierra, lo que se traducirá en mayor alcance y mayor velocidad potencial de transmisión, es decir, una clara mejoría respecto a los sistemas actualmente instalados, según ha informado la UC en un comunicado.

Por otro lado, esta novedosa tecnología permitirá en un futuro próximo enviar naves de exploración científica a Júpiter, Mercurio y al estratégico Punto de Lagrange, uno de los mayores sueños de la astronomía moderna.

Para la consecución de los objetivos del proyecto, el equipo investigador formado por los catedráticos Eduardo Artal, Ángel Mediavilla y Antonio Tazón junto con los investigadores Beatriz Aja, Juan Luis Cano, M.L. de la Fuente, Paula Mediavilla, David Vegas y Enrique Villa, desarrollará una serie de circuitos de radio-frecuencia que van a trabajar a temperaturas criogénicas (en torno a 263ºC bajo cero).

Este descenso drástico de temperatura de operación permitirá maximizar el nivel de potencia de las señales recibidas desde las sondas y, a la vez, minimizar las contribuciones del ruido no deseado proveniente del espacio profundo.

En este contexto, Stephane Halté, ingeniero responsable del Centro de Operaciones de la Agencia Europea del Espacio en Darmstadt (Alemania) ha visitado recientemente la UC para conocer los laboratorios de investigación del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones y revisar en detalle sus capacidades de diseño y medida electromagnética.