Un total de 5.100 profesores han presentado la documentación para concurrir a las oposiciones para las 87 plazas de funcionarios de carrera en Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional que ha convocado la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria y cuyas pruebas se desarrollarán en el mes de julio.   

 Así lo ha indicado este martes el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, que ha detallado que, del total de aspirantes, unos 4.000 han firmado para realizar la oposición para las 60 plazas del cuerpo de maestros, mientras que el resto, unos 1.100, lo han hecho para las plazas en el ámbito de la Formación Profesional (FP).   

De las 5.100 personas que se han apuntado a estas oposiciones, cuyo plazo de inscripción se cerró el pasado viernes, Serna ha indicado que el 63%, es decir, más de 3.200, son residentes en Cantabria. “El hecho de que comunidades como Asturias y La Rioja también convoquen oposiciones de maestros ha evitado el efecto llamada”, ha apuntado el consejero.   

Serna también ha estimado que, de las 5.100 personas inscritas, se presentarán en torno al 60%, una estimación que ha hecho en base a lo que “nos dice la experiencia” de otras oposiciones convocadas en la Comunidad Autónoma.

Además, el titular de Educación ha destacado la celebración de estas oposiciones porque, “en definitiva, estamos hablando que la educación de Cantabria va a poder contar para el curso 2015-2016 con 87 nuevos funcionarios de carrera, con la estabilidad que eso implica”.

Por otro lado, el consejero ha anunciado que, en los próximos días, se convocarán 300 nuevas becas del Programa de Iniciación a la Formación de los futuros docentes, el denominado programa ‘BIP’, y a las que podrán concurrir todos aquellos que, habiendo terminado la carrera de magisterio, tengan el nivel B2 de inglés en el mes de julio. 

Serna ha indicado que la novedad de esta convocatoria es que los candidatos también podrán aspirar a desarrollar esa formación en los ámbitos de la Formación Profesional y el Bachillerato.  “La primera convocatoria, que fue ‘ad experimentum’, se limitó a los ámbitos de Infantil, Primaria y Secundaria y ahora ya lo extendemos a toda la enseñanza no universitaria”, ha dicho.