La Audiencia Nacional juzgará el conflicto colectivo planteado por el CSICA contra los recortes laborales a los que se ha sometido a 5.300 trabajadores de Liberbank y que el sindicato considera “sin precedentes en el sector”.

El grupo Liberbank está formado por Cajastur-CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

En un comunicado, CSICA ha indicado que las reducciones salariales oscilan entre el 30 y el 70 por ciento, además de haberse suprimido todas las mejoras sociales y suspenderse un amplio conjunto de derechos para un periodo de cuatro años.

El sindicato ha señalado que como la negociación laboral concluida sin acuerdo estaba “viciada de nulidad radical”, presentó seguidamente una demanda de conflicto colectivo ante la Audiencia Nacional.

En la vista se van a dirimir dos cuestiones principales planteadas por el sindicato. En primer lugar que durante la negociación ya no existían las causas económicas esgrimidas por la empresa referidas a 2012 como consecuencia del saneamiento alcanzado por la entidad en los primeros meses del año.

La segunda, motivo de la primera, que Liberbank trató de “mala fe” de imponer su propuesta sin margen de negociación y sin aportar los datos de 2013, según el secretario general de CSICA en este grupo financiero, Miguel Ángel Rodríguez.

Además de este juicio, CSICA tiene planteados otros conflictos colectivos contra Liberbank ante la Audiencia Nacional, que se dirimirán en el mes de noviembre.