El próximo domingo, 16 de noviembre, el Gobierno de Cantabria facilitará visitas gratuitas a las cuevas con arte prehistórico, con motivo del Día Internacional del Patrimonio Mundial. 

La declaración de Patrimonio Mundial es una distinción que otorga la UNESCO a aquellos bienes con características de excepcional valor que los hacen únicos en el mundo, trascendiendo su carácter local, regional o nacional.

En Cantabria, de cuenta con 10 bienes incluidos en la selecta Lista de Patrimonio Mundial: la Cueva de Altamira (desde 1985), y nueve cuevas más con arte rupestre paleolítico: Chufín (en Riclones, Rionansa); Hornos de la Peña (en Tarriba, San Felices de Buelna); El Castillo, Las Chimeneas, La Pasiega y Las Monedas, en el Monte Castillo (Puente Viesgo); El Pendo (en Escobedo, Camargo); La Garma (en Omoño, Ribamontán al Monte), y Covalanas (Ramales de la Victoria), todas ellas incluidas en la lista como extensión de Altamira en 2008.

La inclusión de estos bienes en la lista de Patrimonio Mundial pone de manifiesto la riqueza de nuestro patrimonio cultural y natural, y constituye al mismo tiempo una muestra del compromiso de las administraciones para su conservación y adecuada gestión. La declaración de Patrimonio Mundial no debe considerarse sólo un privilegio, un fin en sí mismo, sino una obligación, un compromiso por parte de los gestores de los bienes de mantener el valor universal excepcional de estas manifestaciones en el presente y proyectarlo hacia el futuro.