El Ateneo de Santander acogerá los lunes del 15 de febrero al 21 de marzo el ciclo ‘El cine como aventura: seis trayectos con destino’. Películas del género “aventuras”, considerado el padre de los géneros cinematográficos, o el que los concentra a todos.

Las proyecciones, en versión original subtitulada, serán precedidas por presentaciones a cargo del periodista y crítico de cine Guillermo Balbona y el director del Aula de Cine de la Universidad de Cantabria, Guillermo Martínez, que realizarán una contextualización histórico-artística de cada una de las obras, para después comentar en la charla-coloquio posterior cuestiones relativas al estilo, temática y obsesiones de cada uno de los directores.

El lunes 15 de febrero el ciclo proyectará ‘El halcón y la flecha” (Jacques Tourneur, 1950); el 22 de febrero ‘El lobo de mar’ (Michael Curtiz, 1941); el 29 de febrero ‘Huracán sobre la isla’ (John Ford, 1937); el 7 de marzo ‘El capitán Kidd’ (Rowland V. Lee, 1945); el 14 de marzo ‘Las cuatro plumas’ (Zoltan Korda, 1939); y el 21 de marzo, ‘Decisión antes del amanecer’ (Anatole Litvak, 1951). 

El cine de aventuras, tal y como se apreciará a lo largo del ciclo, no es tanto un género cuanto una forma de narración. Algunos rasgos distintivos, esenciales para revisar estas obras serían, según el experto José María Latorre, que en este tipo de cine se suele excluir cualquier punto de vista que no sea el del héroe; y que una de su principales características es ofrecer una intrusión de circunstancias extraordinarias dentro de unas circunstancias ordinarias, casi siempre para violentarlas, de donde nace el sentido de la aventura.