El Ayuntamiento homenajeó el pasado  viernes, 12 de febrero, a la exgimnasta torrelaveguense María Pardo, que en 1995 se proclamó campeona del Mundo de Gimnasia Rítmica por equipos en el Mundial de Viena. El acto consistió en el descubrimiento de una placa en el pabellón deportivo de Nueva Ciudad, antiguo Río Viar, que desde el viernes llevará el nombre de pabellón María Pardo Rojo.

El alcalde ha destacado los “méritos deportivos” de María Pardo, tanto en su época en la élite de este deporte como en estos momentos en los que sigue vinculada con esta disciplina como monitora de la Escuela Municipal de Gimnasia Rítmica. Y también se ha referido a su trabajo en defensa de unas “mejores condiciones” para las gimnastas.

En su opinión, con este homenaje “Torrelavega salda una deuda” con una de sus deportistas más internacionales que ha llevado el nombre de su ciudad a “nivel mundial” y el concejal de Deportes, Jesús Sánchez, también ha querido destacar que la propuesta de que el hasta ahora pabellón Río Viar pase a llamarse María Pardo fue de la Escuela Municipal de Gimnasia Rítmica; y que la misma fue aprobada por “unanimidad” de la Corporación.

Por su parte, María Pardo ha dicho sentirse “agradecida y emocionada” por recibir este homenaje 20 años después de ganar esa medalla de oro. También ha tenido palabras de agradecimiento y de recuerdo para “todas aquellas personas, especialmente la familia, que han estado allí” porque, tal y como ha insistido, a un Mundial “no se llega de la noche a la mañana y hay más días malos que buenos”.

Entre las personas que acudieron al homenaje a María Pardo estuvo el presidente de la Federación Española de Gimnasia, Jesús Carballo.