La playa Salvé de Laredo ha renovado la bandera Q de Calidad Turística, que ostenta desde 2008 y que concede el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) en reconocimiento al esfuerzo que ayuntamientos, trabajadores y técnicos para adaptarse al Sistema de Calidad Turística Español y obtener la distinción como símbolo de garantía y prestigio.   

La playa Salvé de Laredo ha sido certificada con esta bandera que también han recibido diez playas más correspondientes a cuatro municipios de Cantabria.

Un total de 236 playas que corresponden a 90 ayuntamientos de 10 ccaa y una ciudad autónoma han sido certificadas en esta 9ª edición. Además de 19 instalaciones náutico deportivas de tres comunidades autónomas, un 3% más que el año pasado.   

Cantabria ocupa con 11 playas el 6º lugar en cuanto al número de playas certificadas, por detrás de Cataluña (12), Baleares (17), Galicia (17), Murcia (37), Comunidad Valenciana (50) y Andalucía (85) que ocupa el primer puesto en el ránking de Comunidades Autónomas con más banderas ‘Q Calidad Turística’.    

En el apartado de instalaciones náutico-deportivas certificadas, la tendencia se mantiene y este año han sido 19 las entidades reconocidas. Galicia mantiene el liderazgo al atesorar más de la mitad de las certificaciones con 12, seguida de Baleares con 4 y, Comunidad Valenciana con 3.

Las Banderas con Q de Calidad Turística en las playas son un símbolo de confianza que garantiza la gestión de las mismas por parte de los ayuntamientos. El compromiso pasa por la mejora diaria para el disfrute de los usuarios en cuanto a limpieza, seguridad, vigilancia y respeto al medio ambiente.

Una bandera con la Q de Calidad turística significa que cada mañana, las playas estarán limpias; las papeleras vaciadas; que cuenta con avisos sobre el estado del mar; socorristas cualificados, que si hay zonas de riesgo, están señalizadas con boyas, etc.

La bandera Q significa que el ayuntamiento que gestiona el arenal está comprometido con la preservación medioambiental y se responsabiliza de que todo se haga de la mejor manera posible respetando dunas, fauna y flora y se vigila la seguridad alimentaria en chiringuitos.

El mismo símbolo en una instalación náutico-deportiva significa que se ofrecen actividades (vela, remo, windsurf) y múltiples servicios: surtidor de combustible, taller de pintura y reparación, recogida secativa de los residuos generados por las embarcaciones, duchas y aseos en tierra, información meteorológica actualizada y personal de vigilancia y seguridad.