Música japonesa a la guitarra, danzas del país asiático y los sonidos del acordeón llenan desde el pasado sábado, los Jardines de Pereda en los conciertos que ofrecen alumnos del Conservatorio Municipal Ataúlfo Argenta y los estudiantes japoneses de intercambio han llegado a Santander para compartir experiencias jóvenes músicos de la ciudad.

Tras ser recibidos en el Palacio de la Magdalena por la concejala de Cultura, Educación y Juventud, Miriam Díaz, los integrantes de la delegación de la Universidad Meitoku, localidad cercana a Tokio, inician un programa de actividades que incluye recitales conjuntos con estudiantes del Conservatorio municipal y visitas culturales y de ocio.

El programa de conciertos se abrió el sábado con el recital ofrecido en los Jardines de Pereda en el que actuaron Carolina Sáiz Arriola, con la suite ‘Taranná’, de Juan Carlos Cárcamo y Patricia Martínez Bárcena (flauta), con la ‘Fantasía nº 10 para flauta sola’ de G. P. Telemann; y a Iván Escudero López (contrabajo) con el segundo movimiento del ‘Concierto para contrabajo’ de K.v. Dittersdorf.  El recital continuó con los integrantes de la delegación japonesa, encabezados por el profesor Gen Akashi, que interpretó obras de compositores nipones a la guitarra, que también mostraron al público danzas de su país.

El segundo concierto será el miércoles 16 de septiembre, a las 19.00 horas, en el Auditorio  del Conservatorio, con un programa que combina obras de compositores como Corelli, Granados o Ennio Morricone.  A través de estos recitales y de las jornadas de intercambio el Conservatorio Municipal Ataúlfo Argenta ofrece a los alumnos la posibilidad de “compartir ideas, experiencias, perspectivas y diferentes maneras de ver y sentir” que, en opinión de la concejala de Educación, “contribuyen a su enriquecimiento personal y a la mejora permanente de la calidad educativa”.