La Fundación Botín, a través dela Red de Centros del Programa Educación Responsable, apoya a 183 centros de Cantabria, Madrid, La Rioja, Navarra, Galicia, Murcia y Castilla y León.

 

El programa Educación Responsable (ER) comenzó en Cantabria hace más de una década. En 2011 los resultados de la evaluación pedagógica y de impacto psicológico realizada por la Universidad de Cantabria revelan que ER favorece significativamente la Inteligencia Emocional, en concreto, la claridad o comprensión emocional, para identificar y diferenciar las propias emociones y el uso de estrategias para reparar los estados emocionales negativos, así como su comportamiento asertivo. Además, se detectan menores niveles de ansiedad y se ha hallado un efecto positivo en el clima escolar y en el rendimiento académico.

Desde este momento, este programa de la fundación en educación Botín, ha generado un modelo de actuación que permite su transferencia y aplicación en diferentes lugares y contextos, a nivel nacional e internacional.

En el curso 2012-2013, la Fundación Botín difunde su primera convocatoria, y desde entonces, comienza el contacto con las Comunidades interesadas en implantar el Programa ER a través de sus Consejerías de Educación. Las primeras, La Rioja y Navarra, en el curso 2013-2014, y en los siguientes cursos, Galicia – con el fundamental apoyo de la Fundación Barrié -, Murcia y más recientemente, Castilla y León.

Según informan desde esta fundación en Cantabria, en el portal de Educación Responsable se unifica y fortalece la Red de Centros del Programa, haciendo posible abarcar en el curso actual en torno a 12.000 docentes, y que alrededor de 100.000 alumnos se beneficien de los resultados de la aplicación de los recursos del programa. Asimismo, la Fundación Botín dispone de una oferta de becas en educación, así como el Máster en Educación Emocional, social y de la creatividad.