Alto Campoo estrena este fin de semana un nuevo servicio denominado ‘Las Huellas del Chivo’, consistente en un paseo turístico en máquina pisapistas por la estación y que busca ofrecer una nueva forma de disfrutarla.    

La visita permitirá recorrer distintas pistas de la estación y subir a las cotas más altas tanto a esquiadores como a aquellos visitantes que no saben esquiar y quieran conocer los paisajes, pistas y panorámicas que ofrece Alto Campoo.

 La nueva experiencia diseñada por Cantur, empresa pública que gestiona la estación, dependiente de la Consejería de Turismo, está destinada para adultos y niños a partir de 6 años y tendrá una duración aproximada de 1,45 minutos (15 minutos de viaje por trayecto más 75 minutos de tiempo libre para pasear por El Chivo)  

El viaje en la máquina pisapistas, con capacidad para 14 clientes, comenzará en la base de la estación hasta El Chivo. Al inicio del trayecto, una locución anunciará y describirá los principales puntos del recorrido, que tiene una duración de 15 minutos.   

Éste concluye junto a la cafetería de El Chivo, donde los clientes contarán con 75 minutos de tiempo libre para poder contemplar el paisaje o degustar la gastronomía campurriana en la cafetería.

El viaje se realiza sentado, “con las medidas de seguridad pertinentes”, y el acceso y descenso de la pisapistas estará supervisado por un técnico de la instalación, ha informado en un comunicado el Gobierno regional.   

El precio de la visita es de 15 euros para los adultos y 10 para niños de 6 a 12 años inclusive. La venta de billetes o el canje de los pases comprados a través de plataformas en internet se realizará en la oficina de información de la estación.