Los Caminos de Santiago por la Costa y Lebaniego contarán en 2017 con una señalización “renovada y coherente” que “facilite la información y guíe a los peregrinos por ambas rutas”, ha anunciado el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín y ha explicado que la Consejería está renovando la señalización de ambas rutas, Patrimonio de la Humanidad, con la vista puesta en el Año Jubilar Lebaniego 2017.

“Queremos que en 2017 los caminos de peregrinación de Cantabria luzcan mejor que nunca y podamos facilitar la vida a los peregrinos que nos visiten para que nadie se pueda perder”, y ha señalado que la ruta jacobea y el Camino a Santo Toribio coinciden, en algunos tramos,

Ha detallado “esta especie de ‘Plan Renove’ de los Caminos” durante su visita a Santillana del Mar para comprobar el resultado de la primera fase del proyecto de renovación que se está llevando a cabo en el Camino de Santiago por la Costa y ha estado acompañado de la directora general de Turismo, Eva Bartolomé; el alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago  y de Juanjo Velarde, director de Velarde Desarrollo de Proyectos, S.L, empresa encargada del estudio que ha permitido ubicar los emplazamientos de las señales, según el trazado y entorno de protección definido por la Dirección General de Cultura del Gobierno.

2017 va a ser un gran año y Cantabria quiere estar a punto para celebrar el Año Jubilar Lebaniego”, ha señalado Martín, al recordar la importancia del turismo de peregrinación. “Cada año pasan por la región una media de 180.000 peregrinos y éstos representan un flujo económico porque en cada sitio que paran consumen, duermen y comen”, ha insistido, definiendo a Santillana del Mar como uno de los referentes del Camino de Santiago en Cantabria, por cuyo albergue “han pasado ya 10.000 peregrinos”.    Por su parte, el alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago, ha mostrado su satisfacción por esta actuación del Gobierno de Cantabria que, a su juicio, pone en valor el Camino de Santiago por la Costa y permite, al mismo tiempo, “promocionar no solo las rutas de peregrinación, sino el rico Patrimonio de Santillana del Mar y de Cantabria”.

Rábago ha definido, además, la celebración del Año Jubilar Lebaniego en 2017, como una gran oportunidad para el turismo de la región y ha insistido en la necesidad de que “todos los ciudadanos cántabros, Gobierno y Ayuntamientos contribuyamos a promocionar un evento de tal magnitud”.