La Feria de Artesanía de Santander celebrará del 17 al 28 de agosto su sexta edición, que reunirá a 30 participantes, 16 de ellos de Cantabria y el resto de una “gran variedad” de comunidades autónomas, y cambia de escenario a la Plaza Porticada.

Esta iniciativa ha sido presentada este martes, en rueda de prensa, por el concejal de Comercio de Santander, Ramón Saiz Bustilllo; el director general de Comercio del Gobierno de Cantabria, Raúl Pelayo, y María Ugarte, presidenta de la Asociación de Artesanos Profesionales de Cantabria, entidad que organiza esta feria, que espera ser un “éxito como en anteriores ediciones”.

Según han explicado, el cambio de escenario se debe a que en la Plaza de Alfonso XIII, donde se ha celebrado en los últimos años, se está llevando a cabo la Feria del Libro Viejo. A pesar, de ello, Ugarte ha confiado en recuperar este espacio para posteriores ediciones.

La Feria reunirá a profesionales de diversos oficios artesanos y materiales. No faltarán expositores de joyería, de juguetes o de cerámica ni materiales como el cuero o la seda. Además, en algunos de los expositores se emplearán materiales reciclados, como el cartón que usa uno de los participantes para elaborar muebles.

Al margen de la Feria, que abrirá de 11 a 14.30 y de 17.30 a 22, se han organizado una serie de actividades paralelas, con talleres gratuitos de artesanía para niños y adultos, demostraciones y una verbena.

Esta actividad, patrocinada por el Gobierno regional y en la que colabora el Ayuntamiento, se enmarca dentro del convenio suscrito por la Asociación de Artesanos de Cantabria y la Consejería de Innovación, Industria, Comercio y Turismo con el que se subvencionan actividades de dicha entidad profesional para el fomento de la artesanía en la comunidad autónoma.