La Fundación Botín ha inaugurado la IV edición del Concurso de iniciativas empresariales Nansaemprende, en la que participan 31 proyectos empresariales de los cuarenta presentados, con 52 emprendedores de las comarcas cántabras de los Valles del Nansa, Saja y Liébana..

Estos emprendedores recibirán formación en materia de creatividad, estrategia, marketing, análisis de viabilidad, modelos de negocio, desarrollo de planes de empresa y habilidades de comunicación, y tendrán la oportunidad de trabajar sus propios planes de negocio, durante cien horas lectivas, teóricas y prácticas, hasta el próximo mes de julio, ha recordado la Fundación Botín en un comunicado.

En esa fecha, los promotores/alumnos han de presentar y defender proyectos, ya consolidados, ante un Comité de Evaluación, que atribuye tres premios de 18.000, 12.000 y 6000 euros, respectivamente, a los tres mejores planes de negocio.

Los proyectos presentados a esta IV edición de Nansaemprende de la Fundación Botín versan sobre turismo rural -con propuestas innovadoras que relacionan deporte y aventura-, restauración, artesanía, apicultura, ganadería de ovino y de vacuno, agricultura ecológica y pequeñas industrias agroalimentarias como elaboración de embutidos, mermeladas o pasta.

La Fundación Botín ha encomendado la dirección del ciclo a Miguel Ángel Molinero, director general de la Consultora Rurápolis. Las sesiones de formación serán impartidas por profesionales de amplia experiencia, como Jesús Barros, Cristina Cano, así como personal de Nexian Training y Netkia, empresas pertenecientes al Grupo cántabro Corporación ITM. Además, se cuenta con la colaboración de la Cámara de Comercio de Cantabria.

Nansaemprende es una iniciativa de la Fundacion Botin, en el marco de su programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio, con la finalidad de favorecer el desarrollo económico en los Valles del Nansa y Peñarrubia, y sus aledaños del Saja y Liébana, y crear un tejido empresarial que genere riqueza a partir de los recursos propios de cada territorio.

Durante las tres ediciones anteriores de Nansaemprende, han recibido formación 105 emprendedores, con 85 proyectos o planes de negocio presentados. De estos, 44 proyectos finalizaron el ciclo con un plan de empresa consolidado y 21 están activados, mientras otras seis empresas realizan los trámites necesarios para iniciar su actividad.

La Fundacion Botín destaca el elevado índice de asistencia de los participantes en las sesiones formativas, el alto grado de satisfacción de los alumnos y un incremento notable de proyectos presentados por mujeres, cuya acción resulta esencial para asentar la población y promover desarrollo en el mundo rural.

La inauguración de la IV edición de Nansaemprende se llevó a cabo en la Casa Rectoral de Puente Pumar el pasado viernes día 14 de marzo, y estuvo a cargo de José María Ballester, director del Programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio en la Fundacion Botin.

La Fundación Botín, dirigida por Iñigo Sáenz de Miera, es la primera fundación privada de España por volumen de inversión y por el impacto social de sus programas. Esta organización se dedica desde 1964 a contribuir con el desarrollo de la sociedad en ámbitos como el cultural, económico y social.

La  Fundación promueve las artes plásticas, el desarrollo ruralprogramas de becas, actividades en el área de las ciencias y otras áreas que desde la Fundación ponen valor al talento de profesionales españoles.

La Fundación Botín mantuvo abierto el plazo de presentación de proyectos para esta nueva edición del Concurso de iniciativas empresariales Nansaemprende entre el pasado día 18 de febrero y el 11 de marzo.