Así lo ha anunciado el alcalde, Iñigo de la Serna, durante una visita al Museo del Deporte de la atleta santanderina, que ha cedido para su exposición en el módulo de atletismo la medalla de plata conseguida, el pasado marzo, en el Mundial de Portland. “Queremos recompensarla, aunque sea mínimamente, por su dedicación a nuestra ciudad, por lo que trasladamos nuestro respaldo a la candidatura presentada por la Federación Española de Atletismo para que le sea concedido el Premio Princesa de Asturias del Deporte”, ha avanzado el regidor.   

De la Serna se ha mostrado “convencido” de que pocos deportistas españoles tienen tantos méritos como Ruth Beitia para conseguir este reconocimiento a toda su trayectoria   

“Ruth Beitia ya es una habitual del Museo que, con cada nuevo triunfo, nos trae un trofeo más, una demostración más de que es la más grande entre nuestras atletas y que aumenta, si cabe, el cariño y la admiración que le profesamos todos los santanderinos”, ha apuntado.   

El alcalde ha opinado que constituye, tanto desde el punto de vista deportivo como del humano, un “auténtico ejemplo para todos, pero especialmente para los más pequeños” que practican deporte y que –ha dicho De la Serna– “encuentran en ella los valores de esfuerzo y superación que conlleva la práctica deportiva”.

De la Serna ha agradecido también la incorporación al Museo de varios trofeos de Cionín Villagrá, como los patines y maillots utilizados en el Campeonato del Mundo de patinaje artístico en Brisbane (Australia) 1975, el último en el que participó; y su maillot favorito, que utilizó en los entrenamientos durante el mismo Campeonato y otras competiciones.

La deportista santanderina, que actualmente reside en Estados Unidos, ha cedido también los tres trofeos conseguidos en Campeonatos de España en 1962, 1964 y 1975, y una medalla del 1º puesto ganada en la Pequeña Copa del Mundo, en Yugoslavia 1971. Su hermana, María Ángeles Villagrá, ha leído un mensaje de agradecimiento enviado por la deportista, y manifiesta su deseo de que su ejemplo sirva de aliciente para que los niños y jóvenes practiquen deporte.

De la Serna ha señalado que el Museo del Deporte de Santander demuestra que es un “espacio vivo, dinámico, al que se van realizando nuevas aportaciones”. “Se va enriqueciendo con los triunfos de nuestros deportistas y añadiendo nuevos trofeos”.