El director cántabro José Luis Santos Pérez y su equipo acaban de terminar el rodaje de su nuevo cortometraje titulado Homónimos anónimos, una comedia coral con el actor madrileño Carlos Kaniowsky a la cabeza y con un reparto por lo demás enteramente cántabro, lleno de nombres de “amplia y consolidada trayectoria”, según se ha indicado desde la producción.    Marta López Mazorra, Agustín Leiva, Laura Heredero, Gustavo Fernández, Mariano Monedero, Áureo Gómez, David Mayora, Gelo Fuentes, Sandra Bolado y Guillermo Núñez son los actores que completan el equipo artístico de este nuevo trabajo del realizador santanderino.

El director santanderino se muestra entusiasmado con el grupo de profesionales que han hecho posible el trabajo, que cuenta con un presupuesto económico muy reducido y que está producido por Factoría de Sueños, Bandonthebend y Burbuja Films, en colaboración con La Cosechadora.   “El equipo artístico y técnico con el que tengo la suerte de trabajar es un lujo y una garantía de la mejor calidad profesional en todos los aspectos. Son los que verdaderamente saben de esto mucho más que yo y hacen posible el cortometraje, además con un ambiente y una forma de vivir el trabajo antes, durante y después del rodaje que han hecho que todo fluya, haciendo grande para nosotros un proyecto pequeño en vocación y medios”.

 ‘Homónimos anónimos’ “da una vuelta de tuerca” al concepto de las terapias de grupo, al estilo de Alcohólicos Anónimos, Jugadores Anónimos o similares, y así lo refleja en su sinopsis: “No son alcohólicos. No son ludópatas. Ni siquiera han hecho nada para provocar su situación. No eligieron sus nombres. Pero ahora su vida es un infierno. Y necesitan ayuda. Por eso han acudido a Homónimos Anónimos.

Se trata del sexto cortometraje escrito y dirigido por Santos, que de nuevo vuelve a aplicar la lente de la comedia a la realidad que vivimos. “En los últimos años están pasando un montón de cosas a nivel social que tienen un carácter muy trágico por su gravedad, pero que resultan tan esperpénticas que muchas veces están equidistantes de la comedia, y además observadas con el prisma adecuado dan mucho juego. Creo que Valle Inclán o Berlanga hubieran disfrutado como enanos si les hubieran soltado una temporadita por nuestro presente”.   

“Estamos muy agradecidos a Espacio Espiral por todas las facilidades que nos han dado. Tener un set de rodaje como éste ha facilitado mucho nuestro trabajo y nos han apoyado en todo momento. Es una maravilla poder rodar en estas condiciones”, asegura Santos