La Comisión Europea reconoce los excepcionales resultados del proyecto liderado por Telefónica con el apoyo técnico de la Universidad de Cantabria y la colaboración del ayuntamiento de Santander.

Telefónica, presidida por César Alierta, ha sido reconocida por la Comisión Europea, por liderar el proyecto SmartSantander, que ha sido realizado con el apoyo técnico de la Universidad de Cantabria y la colaboración del ayuntamiento de Santander

La iniciativa de Telefónica es un proyecto europeo sobre Internet de las Cosas (IoT) liderado por Telefónica I+D, que ha presentado los resultados finales de tres años de actividad, que han convertido a Santander en la primera ciudad inteligente integral de Europa y en referencia internacional en el diseño de una Smart City.

Además de valorar que “el proyecto ha alcanzado con éxito todos sus objetivos, superando incluso las expectativas iniciales”, la CE ha resaltado la excelente dirección llevada a cabo por Telefónica I+D y la coordinación técnica de la Universidad de Cantabria. En su despliegue y difusión ha colaborado también de manera sobresaliente el Ayuntamiento de Santander.

La implicación de Telefónica  con el proyecto y con Santander ha sido completa. Además de coordinar y dirigir la actividad de 24 instituciones europeas y una australiana (socios en su desarrollo), en 2013 creó en esta ciudad un Centro de Innovación pionero en Smart Cities, que  favorece la innovación en urbes inteligentes y que mantiene relación con instituciones procedentes de todo el mundo.

Telefónica ha trasladado los resultados obtenidos en esta experiencia a su diseño de Smart Cities. Además lidera el desarrollo de la plataforma europea FI-WARE, que facilita la creación de apps para la Internet del futuro, con aplicación en las más avanzadas Smart Cities.

Con un presupuesto de 8,67 millones de euros,  SmartSantander  de Telefónica ha hecho realidad la mayor infraestructura urbana existente en el mundo, capaz de proporcionar servicios de Smart City a los ciudadanos y de servir de laboratorio a la experimentación científica en el ámbito de las tecnologías de la Internet del Futuro.

La infraestructura desplegada por Telefónica en la ciudad, ofrece un banco de pruebas que la Unión Europea ha calificado como esencial para alcanzar el liderazgo europeo en las tecnologías de IoT, y para proporcionar a la comunidad investigadora una plataforma única para la experimentación a gran escala y la evaluación de los conceptos asociados a la IoT en condiciones reales.

Las conclusiones del informe de la CE se han presentado esta mañana en Santander en un acto encabezado por el alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna Hernáiz, y en el que han participado Eduardo Arasti, consejero de Industria, Innovación, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, el rector de la UC, José Carlos Gómez Sal, José Manuel Hernández de Telefónica I+D y coordinador del proyecto, así como Luis Muñoz, catedrático de Ingeniería Temática de la UC y coordinador técnico de SamrtSantander.

El proyecto ha desplegado casi 20.000 dispositivos en Santander y su entorno (sensores, repetidores, pasarelas, pantallas informativas,  terminales móviles…),  para diferentes ámbitos de aplicación como transporte público y  movilidad,  tráfico, medioambiente, contaminación, gestión de residuos, control de ruidos, climatología, seguridad, gestión del agua, asistencia social y sanitaria, edificios públicos, y para áreas industriales y residenciales, creando así la base para desarrollar una verdadera Smart City.

Entre otros ejemplos, gracias a la dotación de Telefónica, ofrece control de ocupación y uso de plazas de parking reservadas a personas con movilidad reducida; mejoras en la gestión del tráfico urbano para reducir emisiones contaminantes; monitorización de variables medioambientales para reducir el gasto de agua en parques y jardines; gestión inteligente del alumbrado público para aminorar el consumo energético adecuándolo a las necesidades reales, etc.

El objetivo de Telefónica ha sido conseguir una ciudad sostenible, eficiente y “verde”, con una gestión inteligente, y en la que los ciudadanos pudieran interactuar dinámicamente con la administración y con los propios servicios, con el fin de convertirla en lugar mejor para vivir.

En un primer momento, en el año 2012, Telefónica, junto con la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), firmó un acuerdo para impulsar la colaboración entre las ciudades en el desarrollo de proyectos ‘Smart Cities’, con el fin de fomentar el concepto global de ciudades inteligentes.

En agosto del 2013 Telefónica y el Ayuntamiento de Santander anunciaron la apertura del centro de demostraciones en el que se plasman todas las ventajas que ofrece una ciudad inteligente y las plataformas tecnológicas sobre las que se apoyan estos nuevos ecosistemas urbanos.