Un grupo de inversores latinoamericanos va a entrar en el accionariado de Liberbank, al estar dispuestos a participar en la ampliación de capital que lanzará próximamente el banco constituido por CajasturCaja Extremadura y Caja Cantabria.

Liberbank, presidido por Manuel Menéndez, prevé emitir 900 millones de acciones nuevas, tal y como acordó la junta de accionistas celebrada el 29 de abril, lo que supone el 59% de su capital actual. Con este volumen de títulos espera captar una cifra superior a los 500 millones de euros, en función del descuento que aplique finalmente sobre el precio de cotización.

Deutsche Bank, entidad que ejerce como coordinador global de la operación, ha constatado el apetito de inversores internacionales por acudir a la ampliación de capital, entre los que destacan inversores latinoamericanos, siguiendo el modelo llevado a cabo por Banco Popular y Sabadell en sus respectivas ampliaciones, y en las que también jugó un papel relevante el banco de inversión alemán.

La ampliación de capital permitirá a Liberbank devolver de forma anticipada los 124 millones que le inyectó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), además de reforzar su capital de máxima calidad por encima del 10%.

Se calcula que una vez ejecutada la ampliación de capital, la participación de control que poseen las tres cajas de manera conjunta se reduzca por debajo del 50%, frente al 69,3% actual, cumpliendo así con lo establecido por la Ley de Cajas. Actualmente, Cajastur posee el 45,7% del accionariado, mientras que Caja Extremadura y Caja Cantabria tiene el 13,9% y el 9,7%, respectivamente.

Desde su salida a Bolsa hace un año, con un valor de 0,4 euros por título, las acciones de Liberbank han experimentado una revalorización de casi un 120%, acercándose a su máximo de 0,9 euros, logrado el 5 de mayo pasado.