Liberbank entregará 0,1531 euros por cada acción de la entidad, en el marco de su Plan de Fidelización.

Este Plan recibió el visto bueno en 2013, año en el que Liberbank debutó en Bolsa, e iba dirigido a sus clientes minoristas, los cuales recibieron acciones y/u obligaciones que pueden ser transformados en acciones, dentro de la oferta de recompra voluntaria de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada, que llevó a cabo la entidad financiera.

También estaba dirigido a aquellos que participaron en la oferta obligatoria que realizó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), en relación al plan establecido para la  reestructuración de Liberbank.

De acuerdo con este Plan, todas las cajas que fundaron la entidad financiera se comprometieron a realizar compensaciones a los accionistas si la acción en el plazo de dos años no lograba alcanzar el mismo precio en el que fue valorada antes de debutar en Bolsa.

Las acciones de Liberbank comenzaron a cotizar en la Bolsa de Valores el 16 de mayo de 2013, con un precio de salida próximo a los 40 céntimos por acción. Tras dos años, tenían un valor de 0,79 euros.